AULA 31

Bitácora de LITERATURA y LENGUA (… y otras "hierbas" educativas y sociales )

HALLOWEEN Y LA LITERATURA 31 octubre, 2010

Filed under: V A R I O S — ciervalengua @ 10:03 am

.

Desde la cultura celta se decía que en la noche de Halloween -31 de octubre-, la puerta que separaba el mundo de los vivos del “Más Allá” se abría y los espíritus de los difuntos hacían una procesión en los pueblos en los que vivían. En esa noche los espíritus visitaban las casas de sus familiares, y para que no les perturbasen, los aldeanos debían poner una vela en la ventana de su casa por cada difunto que hubiese en la familia.  Un año más, y por culpa de la tradición norteamericana,  en muchas partes del mundo esta leyenda cobrará de nuevo vida y miles de personas, sobre todo niños y adolescentes, saldrán a la calle disfrazados de esqueletos, vampiros, monstruos y toda clase de seres pesadillescos. Pero Halloween es un festejo tan especial y singular, que a lo largo de la historia ha quedado asimismo plasmado en el cine y la literatura. Películas tan exitosas como ‘Pesadilla antes de Navidad’, ‘Sleepy Hollow’ y, cómo no, toda la terrorífica saga de ‘La Noche de Halloween’, son un buen ejemplo.

.

Pero nosotros nos centraremos en la LITERATURA clásica, la de toda la vida, y para ello hemos rastreado en la red. Para empezar, uno de los subgéneros más exitosos dentro del terror: los relatos de vampiros. Y en primer lugar, como no podía ser de otra forma, uno de los libros más famosos de la literatura universal, el imprescindible Drácula (1897) deBram Stoker, fuente de inspiración de películas, series de televisión, cómics, etc. El joven procurador Jonathan Harker viaja a Transilvania para cerrar un negocio inmobiliario con el conde Drácula. Poco a poco, Harker será testigo de hechos extraños en el sombrío castillo en el que se aloja y empezará a desconfiar de la naturaleza de su anfitrión. Drácula no fue la primera historia sobre vampiros que se escribió. Bram Stoker se inspiró en autores que le precedieron como Polidori, Charles Nodier, Téophile Gautier y Sheridan Le Fanu, entre otros. De este último es Carmilla (1872), una de las primeras mujeres vampiros.

.

Lo cierto es que la literatura del siglo XIX está llena de grandes títulos. Por ejemplo, Frankenstein (1818), de Mary Shelley, la historia de un estudiante de medicina que insufla vida a una criatura aberrante creada a partir de trozos de cadáveres. O las Narraciones extraordinarias, de Edgar Allan Poe, una antología de relatos estremecedores que el autor estadounidense fue escribiendo a lo largo de los años. Títulos de sobra conocidos, como Los asesinatos de la calle Morgue, El gato negro, El pozo y el péndulo, Berenice, El corazón delator o Ligeia, entre otros. Y después de Poe, tres escritores británicos con tres de sus mejores obras: Robert Louis Stevenson y El extraño caso del doctor Jekyll y míster Hyde (1886),  Arthur Conan Doyle y El sabueso de los Baskerville (1901),  El fantasma de Canterville, de Oscar Wilde o El fantasma de la ópera, de Gaston Leroux ( 1910 ).

.

Otro de los subgéneros más notorios es el cuento de fantasmas, donde encontramos auténticas joyas del terror como Ligeia (1838) de Edgar Allan Poe, El Guardavías (1866) de Charles Dickens, La puerta abierta (1882) de Margaret Oliphant, La mujer alta de Pedro Antonio de Alarcón, Otra vuelta de tuerca (1898) de Henry James o La habitación de la torre (1912) de Edward Frederic Benson.

.

Dancing Skeletons

.

Dentro de lo fantástico, una historia archiconocida como La leyenda de Sleepy Hollow (1820) de Washington Irving, que narra las singulares correrías del jinete sin cabeza; El horla (1886) de Guy de Maupassant, en el que su protagonista nos cuenta en forma de diario la angustia que siente al creer que un ente invisible ha invadido su vida; El hombre de la arena (1816) de E.T.A. Hoffmann, basado en el personaje popular que lanzaba arena a los ojos de los niños para que se durmieran, el cual atormenta al protagonista de la historia; Una voz en la noche (1907) de William Hope Hodgson, inquietante historia de un náufrago que se acerca a un barco en medio de la oscuridad; La hija de Rapaccini (1846) de Nathaniel Hawthorne o Grillos (1960) de Richard Matheson. En la línea de lo mágico, mezclado con lo tradicional, no podemos olvidar el excelente La pata de mono (1902) de W.W. Jacobs, al igual que El pueblo blanco (1899) de Arthur Machen, en el que una muchacha es iniciada en los ritos de un extraño pueblo que se caracteriza por la blancura de su piel.

.

Nos queda el subgénero del horror, magistralmente cultivado por autores como Edgar A. Poe en Berenice (1835), Ambroce Bierce en La ventana tapiada (1891), Algernon Blackwood en El Wendigo (1910), H.P. Lovecraft en La sombra de Innsmouth (1931), Clark Ashton Smith en El regreso del brujo (1931) o Henry Kuttner con Las ratas del cementerio (1936).  Y para recalar en nuestra propia literatura, un relato de corte medieval, enmarcado en la misma Noche de difuntos, para los más nostálgicos: El Monte de las Ánimas (1864) de Gustavo A. Bécquer.

.

Dos autores repiten en nuestra lista. El primero es H. P. Lovecraft con En las montañas de la locura (1931) y Los mitos de Cthulhu, aunque esta se trata de una obra colectiva en realidad, que incluye también relatos de otros autores como Lord Dunsany, Ambrose Bierce, Robert E. Howard, Clark Ashton Smith, Henry Kuttner, Arthur Machen y Algernon Blackwood… El otro es Richard Matheson, autor estadounidense al que debemos Soy Leyenda (1954) y La casa infernal (1971), entre otros títulos. Muchos conocerán el primero por la adaptación cinematográfica de 2007, protagonizada por Will Smith, y que cuenta la historia del último superviviente humano de la ciudad de Los Ángeles en un futuro postapocalíptico, después de que una plaga bacteriológica convirtiera a la población en vampiros. El segundo libro propuesto, La casa infernal, narra los espeluznantes acontecimientos de una investigación paranormal en una casa encantada.

.

De la siguiente propuesta, el propio Lovecraft la consideró «una obra maestra de verdadera pesadilla, cuyos elementos generales de corte gótico están condimentados con un cúmulo de rasgos macabros».Se trata de El Monje (1796), de Matthew Gregory Lewis, otro de los primeros títulos de la literatura gótica, protagonizado por Ambrosio, un monje español tentado por el demonio y condenado a muerte por la Inquisición, que  consigue escapar a cambio de vender su alma al diablo.  Otro ejemplo de magnífica novela de terror, conocida por el gran público por su adaptación al cine, es El exorcista (1971), de William Peter Blatty, la historia sobre los intentos del Padre Lankester Merrin por dilucidar si lo que sufre la pequeña Regan McNeil es una enfermedad psiquiátrcia o una posesión demoníaca.

.

Y para finalizar, no podíamos olvidar a uno de los maestros del género de terror del siglo XX: Stephen King. Entre un montón de escalofriantes títulos firmados por él (El Resplandor, It, La zona muerta, Cementerio de animales…), nos quedamos con El misterio de Salem’s Lot, su segunda novela, escrita en 1975, que narra los terribles acontecimientos vividos por un escritor en un pequeño pueblo invadido por el horror. Bueno, y esta lista podría completarse con muchos más títulos, pero lo importante es constatar la fuerza y vigencia de un género que cada año, por estas fechas de Halloween, resucita como no podía ser de otra manera. Así que a aprovisionarse de crucifijos, dientes de ajo y conjuros para esquivar la presencia de toda esta fauna de espíritus vivientes, zombies, brujas, vampiros, diablesas, y demás personajes que os esperan esta noche cuando dobléis la esquina de cualquier calle de vuestra ciudad.

.

Drácula

Drácula, de Bran Stoker

Frankenstein, de Mary Shelley

.Por último, dos cuentos clásicos cuya lectura recomendamos:

El gato negro, de Poe:  http://www.ciudadseva.com/textos/cuentos/ing/poe/gato.htm

.

El extraño, de Lovecraft:  http://www.ciudadseva.com/textos/cuentos/ing/lovecraf/extranyo.htm

.

Una antología del cuento de terror:  http://www.slideshare.net/anaxipredo/antologia-de-los-cuentos-de-terror-i

.

Una visita a la wikipedia, para ver el apartado “cuentos de terror”:  http://es.wikipedia.org/wiki/Cuento_de_terror

.

Y una antología moderna de microrrelatos de terror:  Nocte de Difuntos

.

¡Leedlos  ahora para revivirlos  en el “Más allá …!

¡Felices pesadillas!

.

.

.

.

P.D:  Enlazad con estas páginas interesantes: http://elestablodepegaso.blogspot.com/2008/10/halloween-literatura-y-tradiciones.html

.

http://ecodiario.eleconomista.es/cultura/noticias/831839/10/08/Los-diez-grandes-Hallowen-de-la-Historia-de-la-Literatura-de-Terror.html

.

http://a5.video2.blip.tv/9090006945334/Estimadolector-EstimadoLector13NochesParaHalloween615.pdf

.

La serie Crepúsculo

.

Sobre vampiros

.

Y una aproximación al cine fantasmal:   http://www.hoycinema.com/actualidad/noticias/halloween-2013-clasicos-del-cine-20131022-759238.html

.

VIDEO LITERARIO-CINEMATOGRÁFICO http://www.rtve.es/alacarta/videos/pagina-2/pagina-2-especial-halloween/1238332/

 

2 Responses to “HALLOWEEN Y LA LITERATURA”

  1. Jajajaja qué cañero con la canción de Marilyn!

    Buen artículo, una pena que más de uno nos tengamos que quedar ESTUDIANDO esta noche y mañana..y pasado..y al otro y así sucesivamente!

  2. clau Says:

    jaja muy buen artículo! recientemente he descubierto un libro también de terror. No es tan antiguo como y conocido como los que mencionas en el post pero, sinceramente a mi me chifló !! Se titula ‘Mañana es Halloween’ no se si lo conoceréis pero lo recomiendo🙂 Saludos


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s