AULA 31

Bitácora de LITERATURA y LENGUA (… y otras "hierbas" educativas y sociales )

¿ES SEXISTA LA LENGUA? 6 marzo, 2012

Filed under: V A R I O S — ciervalengua @ 6:15 pm

.

¿La lengua hace al hombre (y a la mujer), o son el hombre (y la mujer) quienes hacen la lengua?. Esta vieja pregunta nominalista está en la base de una amplia polémica – de varios años, con algunas perlas muy suculentas – que ahora se reaviva por el informe de la RAE.  Tirios y troyanos, medos y persas, girondinos y jacobinos han opinado acerca de este tema y los resultados siempre están por ver. ¡Menuda se ha liado! Los hablantes siempre van por delante de la Academia y hoy día es un tema que no preocupa en exceso a la «ciudadanía» como para enfrentar de nuevo a «las dos Españas». Todos estamos de acuerdo en la obligación de mejorar las condiciones de igualdad entre hombres y mujeres, de trabajar por ello, pero en la calle, en el día a dia, nadie se para a usar toda la sarta de variantes gramaticales  ( y de errores ) que implicaría el llevar a su extremo esta situación. El lenguaje es eminentemente práctico ( economía del lenguaje ) y tiene sus reglas ( que usamos como nos parece ).

.

El filósofo Álvaro Zamora advierte inconsistencias ideológicas en la posición que considera sexista al lenguaje. Por ejemplo, la que se produce al confundir el género gramatical con el sexo (además, la noción de género utilizada por la ideología feminista constituye un absurdo conceptual: en el ser humano, el género es Homo, la especie sapiens sapiens, los sexos masculino y femenino). Además, si el idioma español fuera -en sí y por sí- sexista, no habría términos universales axiológicamente positivos de género femenino, como la verdad, la divinidad, la bondad e incluso la masculinidad (una lista completa sería enorme). Los factores (históricos, estructurales, de uso, etc.) trascienden en complejidad al machismo argüido por las feministas. El propósito que señala Zamora es político: se acentúa el sexismo lingüístico como parte de una estrategia para obtener cuotas de poder. Pese a la intención de presentar el idioma como instrumento del machismo social, el uso genérico del masculino gramatical remite a la economía y simplificación lingüística, no a la opresión sexual. Se trata de lograr la máxima comunicación con el menor esfuerzo posible. La oposición de sexos sirve para acentuar determinas situaciones; por ejemplo, en expresiones como «En los últimos años se ha invertido la proporción de alumnos y alumnas en la Facultad de Medicina». Algunos circunloquios son ridículos y empobrecen el idioma: «legisladores electos y legisladoras electas» en vez de «legisladores electos», o «llevaré a nuestra descendencia de paseo» para evitar, por sexista, la expresión «iré con mis hijos de paseo». Según Zamora el feminismo afirma la existencia del sexismo lingüístico como parte de una estrategia para obtener cuotas de poder.

.

(more…)